Paraje La Mazamorra

Paraje La Mazamorra

Una serie de senderos rurales, con algunos pasajes que aún conservan tramos marcados por las tres huellas, abren paso entre los pastos, intentando ganarle a la naturaleza, que hace rato está decidida a devorarse lo que el hombre fue dejando.

Por estos campos aún está viva la versión oral de vecinos que quieren mantener con vida, más que al presente, a sus propios pasados, con viejas historias de lo que alguna vez fueron.

En el presente, nueve personas dan tímidas señales de que en este lugar del interior rural profundo oriental, todavía vive gente.

El periodista y divulgador – integrante del equipo de producción de contenidos de Uruguay Documental – Leonardo Muraña continúa recorriendo, junto a la cámara de Juan Lucas Muraña, las entrañas del centro del país; generando productos periodísticos que nos ayuden a pensar el país que no se ve.

En este caso se trata de paraje La Mazamorra; una pequeña urbanización ubicada en el tramo noreste del departamento de Durazno y en cercanías al límite natural del río Negro, que lo conecta con el departamento de Tacuarembó.

En su origen fue un centro poblado de importante movimiento social y productivo. Pasado que los actuales vecinos recuerdan con ciertas nostalgias y reminiscencias, cuando unos cincuenta ranchos, preferentemente de paja y terrón, alimentaban los sueños de un puñado de orientales.

Los pueblos más cercanos y de referencia son: La Paloma, La Alegría, Cuchilla Ramírez y Paso Ramírez.

Los servicios de agua potable y energía eléctrica se instalaron cuando ya casi no quedaba gente. Estos relatos forman parte del «Uruguay Vaciado», con vecinos que convencidos, siguen afirmando que su vida está en estos territorios.

Comentar con Facebook

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


cuatro × dos =